El mercado avícola de puesta se adentra en septiembre con descensos generalizados de precios para los huevos de gramajes L, M y S, una tendencia bajista que adopta esta semana influenciada por un “flojo” mercado europeo, mientras que la avicultura de carne se eleva en algunas categorías.

Los operadores destacan que, de momento, el mercado se encuentra un poco más decaído, influenciado quizá por la evolución del mercado europeo.

Tradicionalmente, a principios de septiembre goza de mayor fortaleza, si bien se espera que en las próximas semanas cambie esta tendencia.

De esta manera, en Reus, la docena de huevos de la categoría L blanco y rubio pierde 0,02 euros y se sitúa en 1,20 euros/docena, mientras que en Madrid se mantiene en 1,33 euros.

En Bellpuig, esta categoría se reduce 0,04 euros y se sitúa en 0,71 euros/docena.

En el mismo mercado, la cotización de huevos de gramaje XL se queda en 1,22 euros/docena, mientras que en la zona de Reus gana 0,02 euros, hasta 1,84 euros/docena y en Madrid, a 1,50 euros/docena.

Por su parte, la categoría M cede 0,04 euros en Bellpuig, hasta 0,62 euros y la S, hasta 0,49 euros, mientras que en Reus pierden también 0,04 euros y llegan a 1,12 y en 0,78 euros la docena, respectivamente.

En Madrid se quedan en 1,24 euros/docena los de gramaje M, mientras que los más pequeños repiten a 1,04 euros/docena.

El precio de las gallinas, por su parte, también se reduce en algunas plazas nacionales y en aquellas que están próximas a acabar el ciclo de producción de huevos.

En Bellpuig, el precio de la gallina semipesada repite en 0,50 euros/kilo en vivo; en Reus lo hace entre 0,35-0,41 euros/kilo, y en la zona centro pierden 0,04 euros y se sitúan entre 0,28 y 0,39 euros/kilo.

En el mercado avícola de carne, la estabilidad se mantiene en el pollo amarillo vivo, mientras que una mayor demanda que oferta tira al alza del precio del blanco.

Aún así, los productores continúan muy preocupados por la evolución del precio de los cereales en el mercado nacional e internacional y su influencia en la alimentación del ganado.

En la lonja de Bellpuig (Lleida), el pollo amarillo vivo se mantiene en 1,45 euros/kilo y el sacrificado, en 2,13 euros/kilo canal, mientras que el blanco sacrificado gana 0,05 euros, hasta 2,29 euros/kilo canal.

El sector cunícola, por su parte, se mantiene estable y sigue sin recoger las ansiadas subidas, que tradicionalmente se producen a partir de esta fecha del año.

En la zona de Bellpuig, el precio del conejo certificado repite a 2,13 euros/kilo, al igual que en Reus (Tarragona), donde el animal joven se queda en 2,10 euros/kilo en vivo, y en Madrid, en 1,92 euros/kilo vivo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*