Lugo pide apoyo a la Xunta para su centro de recría

La Diputación financia en solitario la primera instalación pública de este tipo en España.

Las obras en la Granxa Gayoso Castro para el que será el primer centro de recría público de España avanzan a buen ritmo. El presidente de la Diputación de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro, y la presidenta del grupo Tragsa, María Luisa Graña, lo pudieron comprobar durante una visita a la parcela, en donde ya se ha concluido, antes de lo previsto, el movimiento de las 8 hectáreas de tierra que ocuparán las instalaciones y se procede ya a la cimentación de las 13 naves.

La Diputación financia en solitario la primera fase de las obras, con una partida de 6 millones de euros, pero Besteiro insiste en que la Xunta debe sumarse al proyecto. Así lo reiteró sobre el terreno el presidente provincial, que pidió al Gobierno autonómico que “recapacite” y se adhiera a una iniciativa clave para Lugo. “Ten que ter en conta que o leite e a carne son para a provincia como a Citroën para Vigo”, enfatizó. ”A Administración autonómica debe reorientar as súas políticas cara ao rural, apoiando este centro de recría, que non só é importante para Lugo, senón que o é para toda a comunidade”, aclaró.

El presidente provincial reprochó además a la Xunta la tardanza en la concesión de la declaración de impacto ambiental al proyecto, aunque la demora se compensa gracias a la agilidad en la ejecución de los plazos. Según María Luisa Graña, presidenta de Tragsa -que desarrolla las obras-, incluso se están adelantando los plazos.

A finales de febrero se espera que estén listas las estructuras de todas las naves, que acogerán a 3.000 novillas. Antes, ya la semana que viene, se trasladará el invernadero en el que los alumnos de las titulaciones relacionadas con horticultura y jardinería del instituto de Castro de Rei realizan prácticas.

El plazo de ejecución de la primera fase será de 9 meses y a continuación se iniciarán los trámites para la segunda adjudicación, dotada con otros 6 millones de euros.

GESTIÓN DEL PURÍN. La segunda fase incluirá la urbanización, la dotación interior de las naves y la instalación de una estación depuradora que permitirá al centro ser autosuficiente, con capacidad para gestionar todos los residuos que genere convirtiéndolos en energía. Solo las 3.000 novillas que acogerá pueden producir 28.000 metros cúbicos al año de purín.

300 euros menos por res.

••• El centro de recría de la Diputación de Lugo triplicará la capacidad de los 14 centros existentes en la comunidad. El organismo provincial busca con él incrementar la competitividad de las explotaciones ganaderas luguesas facilitando la incorporación de animales con máximo nivel productivo y genético a sus granjas.

Será además un servicio más económico, unos 300 euros menos, que el gasto que supone recriar cada novilla en centros externos como el de Zaragoza, donde la factura ronda los 1.500 euros por res.

La provincia de Lugo tiene más de 16.700 explotaciones ganaderas, el 35,4% de Galicia. En ellas se produce el 45% de la cuota láctea gallega.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*