Quienes somos

Quienes somos

Creada en 1969 gracias al impulso de sus primeros 84 socios que sumaban 850 hectáreas, la Cooperativa SAN ANTÓN es hoy una pujante realidad que aglutina a más de 500 socios y una superficie de cultivo de olivar por encima de las 3.000 hectáreas en las que predomina la variedad “ Lechín “. 45 años de superación constante en los que no se han escatimado esfuerzos para incorporar en cada momento los medios humanos y técnicos, capaces de conseguir aceites de auténtica calidad y gran aceptación en el mercado, un zumo fruto de la extracción por simple presión en frío y de la acertada mezcla con otras magníficas variedades como la picual, hojiblanca, manzanilla y verdial, ideal para disfrutar especialmente en platos donde la calidad del aceite tenga un papel protagonista.

Nuestra ubicación geográfica al pie de la Sierra del Terril que preside la villa de Pruna nos proporciona unas condiciones climatológicas y una calidad en nuestros suelos que hace que nuestros olivares produzcan un magnífico aceite de muy apreciado aroma, sabor y beneficiosas cualidades para la salud.
Nuestros zumos se obtienen exclusivamente por medios físicos y a baja temperatura, por lo que se conservan íntegros su contenido en vitaminas y ácidos grasos esenciales, un producto de suave textura fluida, excelente calidad y característico color verde. Su olor aflora con un aroma limpio a hoja verde, frutado fresco con matices a higuera verde y manzana, de sabor tenuamente amargo y ligeramente picante, una delicia para paladares muy exigentes, que saben apreciar la calidad con sello de origen.
En general, los aceites de oliva virgen extras, aportan gran cantidad de nutrientes beneficiosos para la salud, por nuestras cualidades específicas, ( situación geográfica, climatología y variedad de la aceituna ) los nuestros son muy ricos en estos nutrientes, destacando entre otras cualidades:

Beneficios para la salud

Disminuye el colesterol en sangre

Gracias a los ácidos mono-insaturado

Disminuye la hipertensión

Gracias a los poli-fenoles y el ácido oleico

Mejora la función digestiva

Actuando como protector estomacal

Mejora la formación de:

Membranas celulares y del tejido cerebral

Y un largo etcétera de cualidades beneficiosas

También para nuestra piel, muy apreciado para cosmética en general y productos farmacológicos

Por supuesto, para uso alimentario, no es un aceite que pase desapercibido, pues en él, los mejores catadores destacan, su intenso afrutado y su justo punto de amargor y picor, tanto al principio de campaña, como al final, pues tiene un proceso de oxidación muy lenta, lo que hace de nuestros aceites una elección acertada para aquellos que buscan calidad.