Otras Certificaciones

Sistemas de gestión de calidad / Otras Certificaciones

PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification – Programa de reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal)

 

Es una certificación, que promueve la gestión sostenible de los bosques para conseguir un equilibrio social, económico y medioambiental de los mismos.

El objetivo de PEFC es asegurar que los bosques del mundo sean gestionados de forma responsable, y que su multitud de funciones estén protegidas para generaciones presentes y futuras. Para ello cuenta con la colaboración de propietarios y empresas del sector forestal, que apostando por la certificación de sus bosques e industrias, están asegurando la sostenibilidad del sector.

PEFC proporciona el marco para la aplicación de unas normas comunes acordadas internacionalmente, a todos sus sistemas de certificación nacional, y a los gestores forestales y empresas de transformación de productos forestales.

Los productos de origen forestal (madera, papel, corcho, setas, resinas, esencias…) certificados por PEFC garantizan a los consumidores que están comprando productos de bosques gestionados sosteniblemente. Escogiendo PEFC, los compradores pueden ayudar a combatir la corta ilegal y fomentar las principales funciones que juegan los recursos forestales como:

  • Contribuir al mantenimiento de numerosos ecosistemas y a la diversidad biológica.

  • Ser el sustento económico de muchas poblaciones rurales y el origen de una importantísima industria de transformación.

  • Tener un papel social y cultural reconocido cada vez en mayor medida.


NIMF 15

Norma Internacional sobre Medidas Fitosanitarias

 

Creada por la FAO, reglamenta los embalajes de madera utilizados en el comercio exterior, y describe las medidas fitosanitarias para reducir el riesgo de introducción y diseminación de plagas y enfermedades forestales en los países.

El tratamiento de esta norma es necesaria cuando se exporta a los países más industriales, incluidos los de la UE, Estados Unidos, Canadá, México, China, Corea, Australia y Nueva Zelanda, entre otros.

Los países que han firmado la NIMF-15 tienen derecho a denegar la entrada en sus fronteras a las mercancías en palés, cajas y embalajes de madera que no hayan sido tratados, marcados y certificados conforme a sus reglamentos.

La Unión Europea ha incorporado los tratamientos fitosanitarios de la NIMF 15 a la legislación comunitaria mediante la modificación de la Directiva 2000/29/EC, que entró en vigor el 1 de marzo de 2005. En el territorio español, es el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), a través de la Dirección General de Sanidad Vegetal, el organismo que gestiona el registro de empresas autorizadas para la aplicación de la norma NIMF Nº 15.


FSC – Forest Stewardship Council

Norma Internacional sobre la gestión forestal ambientalmente apropiada

La visión

Los bosques del mundo satisfagan los derechos y necesidades sociales, ecológicas y económicas de las generaciones presentes sin comprometer los de las futuras generaciones.

 

La misión

El Forest Stewardship Council A.C. (FSC) deberá promover una gestión forestal ambientalmente apropiada, socialmente beneficiosa y económicamente viable de los bosques del mundo.

Creada por la FAO, reglamenta los embalajes de madera utilizados en el comercio exterior, y describe las medidas fitosanitarias para reducir el riesgo de introducción y diseminación de plagas y enfermedades forestales en los países.

 

La Base

La gestión forestal ambientalmente apropiada garantiza que la forma en que se realice el aprovechamiento de la madera y productos no maderables contribuya a mantener la biodiversidad, la productividad y los procesos ecológicos del bosque.

La gestión forestal socialmente beneficiosa contribuye a que tanto las poblaciones locales como la sociedad en su conjunto, disfruten de los beneficios a largo plazo, a la vez que proporciona grandes incentivos para que las comunidades gestionen los recursos locales y se involucren en los planes de gestión a largo plazo.

La gestión forestal económicamente viable implica que los planes de gestión forestal sean lo suficientemente rentables, sin que generen ganancias económicas a expensas del recurso forestal, del ecosistema o de la población u otras partes afectadas. La confrontación entre la necesidad de generar una rentabilidad financiera adecuada y los principios de gestión forestal responsables puede reducirse mediante la realización de esfuerzos por comercializar toda la gama de productos y servicios forestales a un precio mejor que tenga en cuenta su valor.

 

 


BRC – Global Standard for Food Safety

Acrónimo de British Retail Consortium

 

Es uno de los modelos más difundidos internacionalmente para que los distribuidores y grandes superficies cualifiquen a sus proveedores de producto de marca.

El protocolo mundial de seguridad alimentaria tiene como objetivo asegurar que los proveedores cumplen con unos requisitos que garantizan la salubridad de sus alimentos.

Las empresas del sector alimentario deben disponer de los sistemas necesarios para identificar y controlar los peligros que puedan afectar negativamente a la seguridad de los alimentos mediante un sistema de Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC) y contando con el firme compromiso del equipo directivo de la empresa.

Objetivos:

  • Reforzar la seguridad alimentaria.

  • Facilitar el cumplimiento de la legislación alimentaria.

  • Establecer criterios de seguridad alimentaria y calidad requeridos a los proveedores de alimentos de las cadenas de distribución del Reino Unido.

  • Auditorías homogéneas de tercera parte.

  • Asegurar la transparencia y rigurosidad en los sistemas de certificación.

 

Beneficios

  • Facilita el cumplimiento de la legislación de aplicación.

  • Disminuye los costes de los posibles errores de cualquier cadena de producción.

  • Proporciona una comunicación organizada y eficaz, con todas las partes interesadas.

  • Proporciona confianza a los consumidores.

  • Mejora la documentación.

  • Control más eficiente y dinámico de los riesgos para la seguridad alimentaria.

  • Incorpora los Programas de Prerrequisitos al sistema de gestión de la organización.

  • Ahorro de tiempo y costes, al realizar las auditorías de BRC y BRC/IoP combinada con otros esquemas de Calidad y Seguridad Alimentaria (ISO 22000, IFS, ISO 9001).

 

 

IFS – International Food Standard

Norma Internacional para los Alimentos

 

Es un protocolo privado técnico desarrollado por los distribuidores alemanes, franceses e italianos con el propósito de ayudar a los proveedores a que suministren productos seguros conforme a las especificaciones y a la legislación vigente.

 

Este protocolo requiere la previa implantación de un sistema de gestión de la calidad, un sistema APPCC basado en el Codex Alimentarius, así como la implantación y gestión de Prerrequisitos e Instalaciones. Incluye todos los requisitos exigibles a los suministradores y se ajusta a los requisitos internacionales (GFSI), proporcionando una visión clara de los conceptos de seguridad alimentaria y control de la calidad a través de evaluaciones a los suministradores, en las que se ofrece una perspectiva completa de la actividad de los mismos.

 

Objetivos:

  • Garantizar la legalidad, seguridad y calidad de los productos fabricados.

  • Establecer una norma común con un sistema común de evaluación.

  • Asegurar el suministro de productos seguros, acordes con sus especificaciones y conformes a la legislación, consiguiendo una reducción de costes y logrando la transparencia en toda la cadena de suministro.

  • Reducir costes y tiempo a fabricantes y distribuidores.

  • Asegurar la transparencia y rigurosidad en los sistemas de certificación.

 

Beneficios:

  • Facilita el cumplimiento de la legislación de aplicación.

  • Disminuye los costes de los posibles errores de cualquier cadena de producción.

  • Proporciona una comunicación organizada y con todas las partes interesadas.

  • Proporciona confianza a los consumidores.

  • Mejora la documentación.

  • Control más eficiente y dinámico de los riesgos para la seguridad alimentaria.

  • Incorpora los Programas de Prerrequisitos al sistema de gestión de la organización.

  • Ahorro de tiempo y costes, al realizar las auditorías junto con otros esquemas de Seguridad Alimentaria (BRC, GlobalGAP).

  • Conciliar la seguridad alimentaria y el control de calidad.